21/8/07

EL LENGUAJE QUE USAN LOS ABOGADOS

Hay quien no firma un documento si antes no se lo ha releido 10 veces, creeo con ello que "como está escrito" la otra parte cumplirá su parte del contrato cuando las dos partes firmen el contrato. Pero todos sabemos que la justicia es lenta, mmmmmyyy leennnnnnta y hay personas que amparandose en este hecho firman contratos que de antemano saben que no van a cumplir. Por ello yo recomiendo, antes de firmar nada, mirar sinceramente a la cara de la otra persona, si no lo vemos claro, lo dejamos correr, porque hay un sexto sentido, en la parte más subliminal de nuestro cerebro que nos advierte que lo que nos están contando, aunque sea por escrito no se corresponde con el mensaje que captamos de la cara que tenemos enfrente, "algo me dice que aqui hay gato encerrado". Basta como muestra un ejemplo, de que cuando teniamos claro algo sencillo, al final llega una abogado y nos confunde aún más.

En una clase práctica de Derecho Civil (obligaciones y contratos), el
profesor le dice a uno de sus mejores alumnos: Si vd. tuviera
intención de regalarle a alguien una naranja, ¿cómo lo haría?.

- "Toma esta naranja", respondió el alumno.

- ¡No y no!, dijo el profesor visiblemente contrariado, ¡piense y
actúe como un abogado!.

El alumno aventajado recapituló y exclamó: ¡Ah bien!, yo le diría: "En
este acto, voluntariamente y de forma expresa, te cedo, para tu propio
uso y disfrute, sin restricción alguna, todos mis derechos sobre esta
naranja en todas sus partes, y en todo cuanto le fuere inherente,
incluyendo la piel, la pulpa, el jugo y las pepitas, quedando bien
entendido que podrás morderla, cortarla, congelarla o ejercitar
cualquier otra acción, con facultad de cederla a un tercero, en todo o
en parte, con pepitas o sin pepitas, y para que conste, a los efectos
oportunos...".

Si para redactar la donación de una naranja son capaces de escribir 7 lineas que será de nosotros en contratos de alquiler, compra-venta, telefonia movil etc etc